Recreación de Gladiadores

LO TUYO ES PURO… ¿¿TEATRO??

Por Lurdes Palacios

Hace unas semanas, concretamente en las X Jornadas Culturales de Herramélluri, tuve la ocasión de poder disfrutar de la recreación de unos combates entre gladiadores del grupo Tarraco Ludus. Marc, Pablo, Román, Oscar, Noelia, Sandra y los suyos, ofrecieron un espectáculo más que ameno, fácil de comprender para los no versados, dramático y muy divulgativo. Como historiadora, y nieta e hija de amantes de la historia y la cultura, no puedo dejar de verlos con la perspectiva de la época, imaginándome cómo sería el ambiente que les rodeaba, el griterío de la audiencia, el polvo de la arena, el olor de la batalla…. Dejando aparte gustos personales, existen muchos puntos de vista en torno a este tipo de asociaciones culturales-recreacionistas: por un lado estamos los que vemos a un grupo de sinvergüenzas apasionados de la historia, divulgadores científicos que, además de pasárselo genial, recorren infinidad de puntos de la geografía nacional e internacional, más allá de los confines de la Odisea, difundiendo y haciendo llegar a todo el público, no sólo la historia en sí misma, sino el legado, la forma de vida, incluso la moda… poniendo su granito de arena para darle sentido a lo que somos hoy, enseñándonos de dónde venimos y porqué somos como somos y actuamos como actuamos.

Recreacion2x1

Por otro lado, están aquellos que reconocen en ellos única y exclusivamente a un grupo de personajes con túnicas, escudos, cascos y lanzas, disfrazados, que, sirviéndose del legado hollywoodiense, nos traen los ecos de películas como Espartaco, Gladiator o Troya (OMG!) teatralizando un combate, ya sea en la plaza del pueblo o en los foros de la mismísima capital del imperio.

No puedo ser imparcial ante estas dos visiones, tanto por mi formación como por mi interés personal. Es más, hace unos días, fui invitada al evento privado de la Asociación Athenea Promakhos en Ferreruela de Huerva (Teruel), un pequeño pueblo de unos setenta habitantes, donde ese grupo de “locos” se reunieron para entrenar batallas, formaciones, reuniones, asambleas, revisar equipamiento, etc. El estudio, tiempo, preparación, búsqueda de información, inversión… que se esconde detrás de cada evento resulta inimaginable, convirtiendo a todos y cada uno de los miembros en verdaderos eruditos. Fueron romanos, griegos, hoplitas, ligeros, tejedoras, portaestandartes… dando todo de sí mismos, con la ilusión de poder hacer llegar parte de su saber y su amor por la Historia a todo aquel que se preste.

Y que mejor vicio y afición que esa…

Recreacion3x1

Pero, ¿por qué recrear épocas pasadas? Porque ya lo decía Nietzsche en La Gaya

Ciencia: “No son sólo los acontecimientos los que se repiten, sino todos los pensamientos, sentimientos, ideas, infinita e incansablemente […]”

Y es que la Historia es… ETERNA.

Recreacion4x1

El término historia viviente (living history, conforme a su denominación en inglés), describe los intentos de traer la historia a la vida, ya sea para disfrute de una audiencia o para el de los participantes mismos. La principal diferencia entre una recreación y una actuación dramática es el grado de inmersión y la improvisación que pueden llevarse a cabo. Los recreacionistas, cuentan con el saber de la época, se transforman en ellos, son un método Stanislavksi en toda regla, aprehendido, interiorizado y difundido con el mayor realismo posible, pero con un grado de espontaneidad y adecuación, con todo lo que ello conlleva en cuanto a técnicas, quehaceres, vestimenta, materiales, etc. muy diferente al de los actores. SON lo que representan.

Recreacion5x1

Estos grupos y asociaciones son Cultura en estado puro; son Recreacionistas con mayúsculas; son mensajeros del pasado que nos traen el mito del Eterno Retorno. Nos enseñan a comprender el ayer, el hoy y el mañana; porque la Historia es cíclica. Incluso la Ley de Patrimonio Cultural de las Naciones, en las primeras frases de su Preámbulo indica”Que conforman el Patrimonio Cultural de las Naciones los bienes culturales que poseen especial valor por su importancia pre-histórica, arqueológica, histórica, artística y científica […].” Y “Que los bienes culturales constituyen uno de los elementos fundamentales de la civilización y de la cultura de los pueblos, y que sólo adquieren su verdadero valor cuando se conocen con la mayor precisión, su origen, su historia y su medio; considerando que, para hacer eficaz la protección del Patrimonio Cultural debe existir tanto en el plano nacional como en el internacional una estrecha colaboración entre los Estados, siendo obligaciones fundamentales que vinculan a todos los poderes públicos la protección y el enriquecimiento de los bienes que lo integran.”

Pero, en fin, esto es algo difícil en los tiempos que corren, donde el sistema está haciendo que se pierdan todos los valores, tanto culturales como humanos. Pero sí que quedan referentes; sí que siempre habrá quienes queramos seguir escuchando las “historias” de nuestros abuelos, ahora ya de nuestros padres, y que guardaremos como tesoros para nuestros hijos, nietos, alumnos, sobre momentos no tan lejanos en el tiempo, que nos hagan abrir la mente y despertar la curiosidad; que nos hagan pensar, tener criterio y principios propios. Pobre de aquel que nos recuerde que la Historia se termina. Ya lo decía el cantautor: “Mientras el resto sufre amnesia, un viejo recuerda una canción…” Y siempre habrá quienes queramos escucharla y seguir trabajando para que siga viva.

Recreacion6x1

Desde aquí, si algún día te encuentras con esos locos chiflados vestidos de romanos, griegos, berones o caballeros medievales, batallando en algún campo, desfilando por las calles empedradas de alguna aldea; si un viejo te cuenta sus hazañas de guerra; si tu madre te recuerda los días en el Madrid de los 60; si tu padre repite una y otra vez sus historia de la mili; ESCUCHA, agradece, piensa y recuerda que una vez pudiste ser uno de ellos, o tal vez, lo serás algún día.

Recreacion7x1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *